Lucky Rent a Car se creó en el año 1962 alquilando coches y motos, entre ellos los míticos "seiscientos". Con la llegada del turismo a Mallorca la empresa ha tenido que renovarse incorporando a su flota, además de coches, minibuses de 9 plazas y todo tipo de furgonetas de carga.